Jabón Artesanal de Castilla (Línea Origen)

El origen del jabón no está muy claro, aunque ya se hablaba de jabón en unos escritos (tablas sumarias) del año 2500 a.C en Mesopotamia.

En ellas se habla del jabón como elemento para tratar la lana y la piel, no para su uso personal.  Incluso encontramos la primera receta del jabón: un jabón lÍquido hecho a base de potasa y aceites.

De donde viene el jabón?

Según otros indicios, el propio nombre del “jabón” se debe al nombre del Monte Sapo. Allí era donde sacrificaban a los animales ante los dioses. El agua de la lluvia se mezclaba con las cenizas que procedían de los altares (potasa) y al mezclarse con las grasas de los animales formaban jabón.

Ya entonces, sin saberlo, los romanos acudían ahí a limpiar sus ropas aprovechando ese “jabón” que quedaba en los ríos.

Existe otra teoría que establece el origen del jabón entre los pueblos celtas o beríberes del norte de África, siendo las legiones romanas quienes lo importarían.

tabla-saponificacion-campodifiore

Usos del jabón

Hasta los escritos de Galeano no tenemos constancia del jabón como uso para la higiene personal o el lavado de las ropas. Galeano además, observo que la limpieza era beneficiosa para las enfermedades de la piel.

En los escritos de Plinio el Viejo (ella por el 77 d.C) ya se habla de como los galos hacían jabón usando el sebo de las cabras y la ceniza de la haya (potasa).

Ellos lo utilizaban como tinte y ungüento para el cabello. También se hace mención a la sal común para ayudar a endurecer las barras de jabón.

Sabemos que hacia el ano 79 d.C cuando el Vesubio entró en erupción, una de las industrias mas prosperas de la zona era una fabrica de jabón elaborado con ceniza.

Primeras Industrias del Jabón

En el s. VII existían una potente industria en España e Italia fue precisamente en la ciudad de Savona donde se comenzó a elaborar un jabón de aceite de oliva que también se elaboraba en España y que era conocido como “jabón de Castilla”.

En el siglo XV aparece el Jabón de Marsella el precursor de los jabones actuales preparado con una mezcla de huesos (ricos en potasio) y grasas vegetales.

La industria jabonera floreció en las ciudades costeras del Mediterráneo favorecidas por la abundante presencia del aceite de oliva y la sosa natural.

Hacia el ano 1500 se introdujeron estos descubrimientos en Inglaterra donde la industria creció rápidamente y en 1622 el rey Jacobo I le concedió ciertos privilegios.

Durante la II Guerra Mundial los americanos desarrollaron un tipo de jabón que podía utilizarse en los marines destinados en el Pacifico: así nació el jabón dermatológico, el menos agresivo de todos los jabones.

La utilización masiva del jabón comienza en el siglo XIX con el inicio de la distribución de agua por canarias y la instalación de grifos.20180122_002429

A partir de ese momento la industria del jabón alcanza un desarrollo sin precedentes.

Los jabones fueron haciéndose cada vez más acomodos de utilizar, y a la vez que se convertían en objeto de consumo masivo perdían totalmente su calidad, cambiando su formulación natural por una formulación química similar a la de los detergentes industriales o domésticos.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s